BLOGS DN

 Guitarras Juan Álvarez

 cursos de verano 2020

 La librería de la música   El Argonauta

 Músicos españoles en el mundo


La noche de Radio Clásica, un poco más oscura



comentarios

  1. Ayer escuché su despedida, que me dejó mal cuerpo al enterarme, la verdad.Me había aficionado ya a un programa que siempre he considerado de calidad.El contenido general de la emisora ya lo es, pero éste programa aportaba la frescura del directo, participación del público, y un indefinible eclecticismo.
    Aunque los oyentes de Radio Clásica ya nos estamos acostumbrando a sufrir éstas mutilaciones.Menuda racha.
    Aún así me sigo aferrando a la emisora como a un clavo ardiendo, porque escuchando y viendo lo que hay por ahí…

  2. Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. No se puede decir mejor.

    Un saludo.

  3. el progama era malillo, malillo, así que hay poco que lamentar. Nadie es imprescindible.

  4. Pues a mí me parece que Jacobo y María lo han hecho estupendamente. Ha habido fallos, lógicamente, pero para los escasos medios que cuenta Radio Clásica, no se les puede pedir más. La selección musical estaba bastante cuidada habitualmente, y las entrevistas nos han dado la oportunidad de conocer la opinión de muchas personas del mundo de la música a las que habitualmente estábamos acostumbrados a ver sólo en el escenario. Nadie es imprescindible, efectivamente, pero sus presentadores se merecen algo más que desaparecer de las ondas como si jamás hubieran estado allí. En mí, desde luego, han dejado una semilla.

    Un saludo

  5. ¿Qué es eso de “desaparecer de las ondas como si jamás hubieran estado allí”? No lo entiendo. Todo empieza y todo acaba. Tampoco creo que les hayan dado una patada o que les hayan dicho que jamás han estado allí, ¿no? Los programas diarios queman mucho, y Jacobo y María estaban muy, muy quemados, creo.

  6. Yo también estoy muy disgustado por la marcha que está tomando en los últimos tiempos Radio Clásica. El maestro Pérez de Arteaga ve reducida (y esto pude llegar a ser dramático, ya veremos) su imprescindible presencia, por ejemplo. La Noche Cromática era un programa perfecto. Como les escribí a Jacobo y María: por su buen gusto, su sabiduría musical, su exquisito sentido del humor, por su dominio del micrófono (o la deliciosa voz de María). Nadie es imprescindible, ¿qué quiere decir, que no nos vamos a morir sin ellos? Hombre, por favor! El señor Felipe, ¿nos podría poner un ejemplo de programa “bueno”, según su criterio? ¿Operación Triunfo, le vale? El diminutivo de “malillo” le da un matiz despectivo a su comentario que sólo añade a su sabio criterio un poquillo de impertinencia.

  7. No entiendo el comentario tan cruel de Felipe. El programa tuvo sus dias flojos pero también ediciones brillantes, entrevistas magníficas, colaboraciones de gran altura y una insistencia lógica en dar a conocer la música más allá de la segunda escuela de Viena. En cuanto a la opinión de que los oyentes quieren música y no palabras, no es ese mi caso. Puede que haya obras que por su difusión y popularidad no haga falta pero, sinceramente, no creo que mucha gente pueda admirar un cuadro cubista de Picasso si antes no se ha informado de lo que es el cubismo. En cuanto al tándem Jacobo-María, creo que frente al humor ácido y -dicho con cariño- a veces impertinente de Jacobo, estaba compensado por la calidez y proximidad de María. Creo que, si no se rectifica y vuelve el programa, se convertirá en otro de los mitos que hubo en radio clásica y que también se perdieron.

  8. “Malillo” es que no era muy bueno, simplemente, pero me encanta que os gustara a otros. Buenos programas hay pocos, la verdad.

  9. He sentido mucho la desaparición de la nocche cromática, pero más aún el despido de esos dos pedazos de profesionales que son Jacobo y María. Me gustaría saber si es politiqueo lo que hay detrás de estas lamentables decisiones, pues me viene ahora a la cabeza cómo a los pocos meses de entrar a gobernar el señor del “talante” fue suprimida de un plumazo la sección de cartas al director en la revista de Radio clásica, y más tarde la propia revista, que tal vez esto último se justifique por la competencia de internet, pero no lo anterior.

  10. El azar ha dejado que la cita cotidiana de tantos años con Jacobo y María, pero también con Ana Vega Toscano de muchísimo más desaparezaca justo el día que se inicia un año natural para mí. Y no sólo siento desolación por la ausencia de ellos sino también por la de Araceli Rodríguez y Fernando Argenta , Alfredo Aracil , José Luis García del Busto y José Ramón Ripoll. Por el ocaso de una era en la que aún era posible hallar un refugio de serenidad y exquisitez GENUINAS , conceptos tabuados en esta sociedad . En este estilo de radio que se desecha por considerarse demasiado seria , solemne y cansina, muchos adquirimos una considerable cultura musical sólo asequible a los que tuvieran la fortuna de seguir estudios en un conservatorio o moverse en ambientes melómanos, por lo que siempre la consideré “la verdadera radio pública” , en cuanto que ponía la sensibilidad más exquisita al alcance de todos. Esto me lleva a afirmar que este profundo cambio que tememos que experimente Radio Clásica supone algo más que un simple cambio de programación. Si la verdadera Radio Clásica desaparece , muchos nos sentiremos definitivamente exiliados. Un comentario: recuerden que una persona que ocupa en esta emisora un cargo de suprema importancia regresó tras años de ausencia de la programación justo con el cambio de coyuntura política .

  11. No es mi deseo ser vulgar pero es que sólo se me ocure una expresión para lo que ha sucedido: “Menuda cagada”.
    La dirección no sólo ha fallado en sus criterios, bajo mi pujnto de vista, ha insultado al público y esto es grave.
    Están emitiendo una programacion nada novedosa en un formato soso y sin dinamismo y que a la larga puede hacer mucho daño a la audiencia.
    Todos los radio-oyentes que conozco y muchos más, a través de páginas Web y Blog, están mostrando su descontento.
    Como siempre, nadie dimitirá, supongo.

  12. He sido oyente casi a diario de La Noche Cromática durante estos años, y no escuché a Jacobo anunciar la desaparición del programa. En estos primeros días de septiembre los he echado muchísimo en falta, muy especialmente la deliciosa voz de María Santacecilia, la voz más bonita de la radio española. Buscando en la red he encontrado una propuesta de protesta, una recogida de firmas, a la que me he adherido. Al leer uno de los comentarios anteriores, donde se dice que ambos, María y Jacobo estaban muy quemados del programa diario, he pensado que quizá esa sea una razón, por supuesto totalmente aceptable, si es así. Pero no leo nada más que conjeturas. ¿Han hecho ellos alguna declaración?
    Por hacer una valoración, considero que LNC era un excelente programa divulgativo, ameno, incluso divertido, muy didáctico. Hay parrilla (o debería haber) para todos. Ars Canendi es una joya. Ars Sonora es enervante, me hace apagar inmediatamente la radio. Cifu cansa de tanto hablar y repetir los títulos de las canciones, parece que está en los tiempos en que grabábamos cintas de cassette de la radio, repitiendo para que los oyentes apunten. En fin, son opiniones, como las demás.
    Un saludo.

  13. Sin ánimo de interferir en una discusión a la que debo permanecer ajeno, me gustaría aclarar algún detalle de primera mano, ya que veo por los correos que recibo, y por lo que leo en éste Blog, que hay una necesidad de información.
    A María y a mi nos han (el plural es “impersonal”, debería escribirlo en singular) dado la patada, sí. Ha sido, según mis noticias, el único despido en 43 años de Radio Clásica. Que cada cual saque las conclusiones que estime oportunas.
    Acierta Felipe en que yo estaba algo quemado, más que nada por la falta medios (entiéndase producción) para hacer un programa ambicioso que no pudimos sacar adelante con la riqueza y variedad que queríamos. Lo importante ahora no es valorar el trabajo de LNC que es historia, buena o mala. Se trata de ver qué dirección toma RC. Por lo que se puede escuchar hay motivos para preocuparse, y muy seriamente.

  14. Decís que el nuevo rumbo de la programación puede causar un grave daño a los niveles de audiencia de Radio Clásica. De pronto me ha venido un relámpago maquiavélicamente intuitivo: ¿y si, a largo o medio plazo, éste fuera el propósito final, que el número de oyentes de esta emisora descendiera de forma que ello sirviera como excusa incontestable para dar el cerrojazo definitivo y, de este modo, frenar en cierta medida, el gasto público?

  15. Declaraciones de Jacobo Durán – Loriga a este respecto, pinchando en

    http://arsoperandi.blogspot.com/2008/09/desaparece-la-noche-cromtica.html

    y enlace a la recogida de firmas – protesta.

  16. No se que esta pasando en RTVE y porque purgan (esa es la mejor definicion) a los mejores profesionales. Dicen que no hay dinero y sin embargo pagan cantidades astronomicas por el futbol y otras cosas que no necesitan mas dinero porque tienen todo el del mundo. Ademas, relegan a determinados profesionales por la edad, pero los propios gestores no se aplican el criterio, ya que la mayoria son bastante añosos. Creo que todo es parte de la desorientacion que tienen los socialistas en todo y, particularmente, en el mundo de la cultura, donde se limitan a premiar a los mas pelotas.

  17. Muchas gracias a Jacobo y a María Santacecilia por los años y esfuerzo que han dedicado a hacer un programa que se me hizo imprescindible por ameno y por todo lo que aprendía oyéndolo. Que triste que desaparezca de esa manera y que ellos hayan sido purgados de Radio Clásica.

    Desde aqui quiero protestar por la desaparicion de La Noche Cromática y porque esta desaparicion se haya producido durante el mes de agosto, tambien protesto por la aparicion cada vez mas frecuente en Radio Clasica de musicas y comentarios sin interés a la vez que desaparecen o se relegan otros que sí lo tenían. Radio Clasica es el ultimo refugio en los medios de comunicacion de los que huimos de la podredumbre de la mayor parte de las cosas que se emiten en los otros medios, por favor, que no acaben con ello.

    Muchas gracias por publicar mi comentario y saludos

  18. Efectivamente, ¿qué hacen en esta emisoras tantísimos programas que deberían emitirse en Radio 3 , por ejemplo?Es un milagro, sin embargo, que permanezca una joya oculta como” Los raros”. Por otra parte, lo que está desapareciendo es este clima valiosisimo de espiritualidad serena que se creaba en los ambientes donde de forma continuada sonaba Radio Clásica a lo largo del día. Y lo preocupante es que los responsables de todo esto carezcan de la sensibilidad necesaria para ser conscientes de esta pérdida tan profunda.

  19. Desde hace algún tiempo he estado recogiendo firmas para escribir un texto en protesta por la desaparición de ‘La noche cromática’. Ciento siete personas (entre ellos numerosos profesionale del mundo de la música, un conocido escritor y muchas personas anónimas como yo) hemos suscrito una carta que tan sólo ‘Público’ ha tenido a bien publicar, con un pintoresco título (demasiado genérico) y un no menos pintoresco comentario de Rafael Reig. El párrafo más duro (que hacía referencia a la ‘nueva generación’ de Radio Clásica y a que Palacios ha reservado para su propio programa el espacio que se emite a la vez en Radio 1) ha sido suprimido. Reproduzco el enlace, el texto tal y como ha sido publicado por el periódico madrileño y el comentario de Reig. Gracias a todos los firmantes, a ‘Doce Notas’ y un cordial saludo.

    http://blogs.publico.es/rafaelreig/343/cultura-y-chuches/

    martes, 09 de septiembre de 2008
    OPINIÓN
    Rafael Reig
    Carta con respuesta

    Cultura y chuches

    Al igual que sucediera hace años con ‘Música Reservata’ (el programa dirigido por el genial José Luis Téllez), Radio Clásica sigue empecinándose en suprimir sus mejores programas. Ahora le ha tocado el turno a ‘La noche cromática’, el programa misceláneo que Jacobo Durán-Loriga y María Santacecilia dirigían y presentaban en directo en la citada emisora. El nuevo director de Radio Clásica, Fernando Palacios, ha dicho públicamente que quiere una radio más dinámica, con contenidos más variados y presentada sin esa aura de seriedad que algunos de sus programas tenían. Por ello, resulta todavía más absurda la supresión de un programa que encarnaba, precisamente, esos valores y que había encontrado un público numeroso y fiel. Consideramos que la supresión de ‘La noche cromática’ es una decisión impropia de un pedagogo musical y comunicador de la categoría de Fernando Palacios, de cuya trayectoria profesional esperábamos otra manera de dirigir un servicio público como Radio Clásica.
    JOSÉ DEL RINCÓN RUBIO (Soria) y 106 FIRMAS MÁS.

    Una vez hice un consultorio en esa radio: alguien llamaba con un problema y le recetaba un libro. Se va usted a leer Lolita y así verá por qué no debe acostarse con su sobrina, etc. Un día oí al jefe quejándose: “No sé a qué viene esa pedantería de hablar de Madame Bovary, que la hemos leído todos, por supuesto, pero ¿qué cojones tendrá que ver con el adulterio?” Tal cual. Ese es el nivel, para que se haga una idea. No me sorprendió que me echaran.
    Su problema, el de los 107, es que no entienden el lenguaje de estos chupatintas que van de enrollados y modernos. Más
    dinámico quiere decir más infantil, dirigido a niños incapaces de concentrarse si no hay payasos tirándose tartas a la cara. Contenidos más variados quiere decir no profundizar en nada y mezclar churras con merinas, todo sin contexto. Sin aura de seriedad quiere decir simplemente sin seriedad, como si fuera una chirigota para repetidores de primero de ESO. Susanita le proponía a Mafalda organizar un banquete benéfico con
    langosta, y así luego darles a los pobres arroz, patatas y esas
    porquerías que comen ellos. Lo mismo: no se trata de Schubert o Mozart; sino de darles videoclips, rap, grafitis, chunda-chunda y todas esas porquerías que ellos llaman cultura, pero eso sí: muy dinámica, muy variada y con mucho tuteo y colegueo. O sea: cambiar el jamón ibérico por patatas onduladas, ¡a que no pueden comer sólo una! Qué más dan los michelines cerebrales y la obesidad intelectual.
    Parafraseando a Wilde: la cultura nunca debe intentar ser más popular, sino lo contrario, hacer al pueblo más culto. Pero ese es un proyecto demasiado peligroso: mejor darles más
    chuches, no sea que se aficionen al jamón del bueno.

  20. La carta de protesta me parece plausible pero un tanto blandita. Lo de la categoría como pedagogo de Palacios es muy discutible. Jamás ha enseñado a niños, sólo a enseñantes, por lo que los resultados de su trabajo son inciertos. Lo que sí ha hecho siempre es vender muy bien su producto, convencer a todos de que él era el único que sabía explicar la música y hacérsela comprender a los demás. Ganado el Teatro Real, sólo le quedaba un último asalto a la plaza que se le resistía, los Clásicos populares o como se quieran llamar, su Bastilla particular, garantía de fama y dinero, como muy bien sabe Fernando Argenta. Ya lo ha conseguido. Lo de Radio Clásica parece un botín secundario o un simple juguete para su propia diversión. Hágase a mi imagen y semejanza y se hizo. O se deshizo. Cosas de Palacios… Hace años había quienes ponían el grito en el cielo ante el riesgo de un hilo musical en esa emisora. Esto parece mucho más grave, con la alarmante contaminación de subgéneros, cancioncitas, poemillas, pedanterías recitantes, conversaciones adolescentes o comentarios pretenciosos. Está claro que, con este panorama, hubiera sido un suicidio permitir que siguiera en antena un programa como La Noche Cromática, que hubiera dejado en evidencia a los nuevos magacines diurnos, vespertinos y nocturnos, hechos con la mejor voluntad por chavales recién aterrizados que navegan a la deriva y que parecen lanzar un SOS a cada golpe de timón. Pero el capitán del barco está ocupado en otros menesteres más trascendentes, como es decirle al pueblo lo que le tiene que gustar y corregir su terca obsesión por la seriedad y la profundidad, que siempre han sido los males de la música clásica. Esta es, disfrazada de modernidad políticamente correcta, la cara amable del nuevo dirigismo cultural del siglo XXI. El resto, la omnipresencia de Palacios, que ya ha sido denunciada públicamente, no es sino el iceberg de un problema más grave, la supeditación de toda una institución al capricho personal o a las presiones externas. ¿Cómo se explica, si no, que hoy transmitan un concierto de dudosa calidad artística conmemorativo del aniversario del Parlamento de Canarias? Se explica si se sabe que el director de RNE es canario. La crisis de identidad es imparable y el desánimo de muchos oyentes cualificados, una realidad. Que empiecen a contar los nuevos, si es que tienen alguno. Ahora que cambian los logotipos y la imagen en RTVE, creo que el nuevo eslogan de esta Radio Clásica de tono simplón y aire ochentero podría ser este bien sencillo: “La pagamos todos”. ¿O mejor “La apagamos todos”?

  21. Pues a mí me gustaba mucho más el programa de Argenta, porque por lo menos ponía siempre música clásica y no arreglos o vietnamitas.

  22. Fragmento de las Cartas al director de El País del 12 de septiembre, así nos va…

    “Pongo Radio Clásica después de comer: programa de Fernando Palacios. Me despierto de madrugada, conecto Radio Clásica, como de habitual, ¡programa reciclado, del año pasado, de Fernando Palacios! Son las 11 y algo más de la mañana, ¡programa reciclado de Fernando Palacios de hace unos años! Asombrada por la omnipresencia de Fernando Palacios en mi radio de siempre, voy a ver quién es ahora el director de Radio Clásica: ¡Fernando Palacios! Me imagino que Radio Clásica está a punto de llamarse Radio Fernando Palacios o al menos su nombre está en ella tan presente como en esta carta.”

  23. Hace unos días, en la difusión de un concierto de la Schubertiada, se anunció la Segunda Rapsodia Húngara de Franz Liszt. Lo que tocó el señor Kunz, en cambio, no fue la Segunda sino la nr. 12. Sin embargo, al terminar la pieza, se repitió el error y al final del concierto el locutor con su optimismo profesional y juvenil afirmó por tercera vez que habíamos escuchado la Segunda (“probablemente la más famosa”, sí, sí, ya lo sabemos -si de ésta se trata). Es una vergüenza.
    La vergüenza no consiste en el error en sí sino en que los locutores que ahora trabajan en Radio Clásica no sepan ni conozcan lo que se está tocando; si a alguien en esta posición no le suena la Seguna Rapsodia de Liszt, pues que se vaya a vender pescado. Pero hasta ahí ha llega Radio Clásica. Como periodista y ex crítico de música me entusiamó tanta esta institución de Radio Clásica que hace unos años redacté un reportaje para un periódico suizo. Y aunque parezca mentira, una de las razones por las que decidí quedarme definitivamente en España fue precisamente Radio Clásica; pensé que valía la pena vivir en un país que se permetía ese lujo, esa maravilla de emisora que no tiene, no: que no tenía igual en ningún otro país europeo, ni en los terceros o cuartos programas de Alemania o Francia.
    Ya no escribiría tal reportaje. Han conseguido arruinar este programa hasta volverlo irreconocible. ¿Dónde está “El Café del Arte” con la maravillosa Ana Vega Toscano? ¿Dónde está el Diapasón? Al gran Pérez de Arteaga también le han quitado media hora. Son unos pocos ejemplos. Por otra parte tenemos a un charlatán como el del Correo del Oyente al que tanto le gusta oírse hablar a sí mismo y que nos cuenta cosas que parece que acaba de encontrar en alguna enciclopedia. ¿No se dan cuenta de la diferencia entre algo así y los comentarios vividos de un Pérez de Arteaga? Cuando enciendo Radio Clásica oigo mucha charla, siempre se habla, siempre se nos quiere enseñar algo, Té para tres y disparates por el estilo. Queremos escuchar música, presentada por personas competentes como antes. Ahora hay “moderadores” que no saben de qué están hablando. Y lo peor de lo peor: Nos han quitado la joya del programa, La Noche Cromática. No me puedo imaginar que alguien se haya pensado nada haciendo esto. Un programa tan espectacular, interesantísimo, con dos personas que no podrían ser más competentes, un programa variado e imaginativo pero nunca elitista, zas, ya no existe. ¿Les falta el dinero o el sentido común?

  24. Como ejemplo ilustrativo de cuanto este señor expone en su carta, el programa que los sábados se emite de 23 a 24 horas. ¡Qué contraste con el programa que le sigue d eana vega Toscano! Menos mal que no me han dejado sin “Los raros” y que, afortunadamente, ha regresado “Musica antigua”

  25. A todos los respetables oyentes que se duelen por la desaparición de este y aquel programa y por la defenestración de nuestros queridos Jacobo, María, Fernando, Araceli, a los que verdaderamente hemos llegado a querer a través de programas y programas durante meses y años, les animo a disfrutar de su recuerdo y a creer en que la nueva etapa, una vez nos sean familiares los nuevos protagonistas y sus programas, nos dará tanta satisfacción o más que las anteriores. Reconozcamos el gran talento de Fernando Palacios, Mikaela Vergara, Ana Vega Toscano, Arturo Reverter y todos los profesionales que actualmente componen el equipo y que nos darán horas muy felices en torno a los que verdaderamente importa: LA MUSICA. Lo que ha ocurrido es un proceso natural de evolución, ¡no sean Vds. inmovilistas!
    Disfruten de la mejor emisora de radio que tenemos. Con mis mejores deseos.

  26. Por partes. Lo de Jacobo y María ha sido defenestración, mientras que lo de Argenta y Araceli ha sido prejubilación, no confundamos. Yo no me considero inmovilista, pero sí exigente, y si graciosamente se prescinde de dos profesionales para poner a otras personas que no tienen los mínimos conocimientos de música, yo me quejaré siempre, por muy inmovilista que se considere mi postura.

  27. También cuando se implantó la LOGSE no sólo se llamó inmovilistas a muchos miles de profesores que advertían acerca del desastre que se avecinaba sino que hasta las instituciones educativas los desdeñaron de la forma más despreciativa.
    ¿Y ahora, qué?
    Por cierto , quien realmente realizó una labor pedagógica eficaz y brillante fue Fernando Argenta.

  28. Si hay un calificativo imposible de aplicárseme es inmovilista. ¡Horrorizado me he quedado al leerlo!¡Movilización general ya!

  29. Al señor que hablaba hace unos días de inmovilismo le envidio su optimismo. No parece que le importe mucho que se carguen a gente preparada y consolidada para dar paso a proyectos aventureros con gente que está muy verde. Nadie se opone a la llegada de los jóvenes ni de las ideas nuevas. Lo que es rechazable es que se expulse a gente joven y valiosa para traer a otra que no está claro que sea más valiosa ni más joven, suponiendo que lo de joven tenga que ver con el dni. Y también es rechazable que se empiece a inyectar una dosis de confusión y mescolanza que acaba desdibujando el resultado final de la emisora que tanto hemos querido muchos durante décadas. La conversación con muchos amigos aficionados sale estos días de manera natural y las opiniones van mayoritariamente en una dirección de escepticismo y rechazo. Y sobre la mención en ese comentario de cuatro nombres cuyo talento hay que reconocer, hago las siguientes precisiones. Primero, habría que retirar de la lista al Sr. Palacios, que es el director y debería quedarse en las lindes administrativas y organizadoras en lugar de sobreactuar y chupar escena. Después, me pregunto cómo admirar el estilo de Ana Vega, una de las pocas profesionales con talento, preparación y experiencia que han quedado después de la purga que ha habido en esa casa. Y me lo pregunto porque el Sr. Palacios se la ha cargado de la programación diaria, desterrándola a un simbólico pequeño espacio noctuno y semanal. Sobre Arturo Reverter, no creo que pueda considerársele como profesional miembro del equipo. Para los que estamos en el mundillo musical está claro que hace muchos años que se dedica a la crítica como freelance. Según google, nació en 1941, por lo que no parece muy adecuado que se pueda hablar aquí de “un proceso natural de evolución”.

  30. Por cierto, ¿cómo es posible que se vean tan pocos comentarios en los blogs de Radio Clásica y sólo uno crítico con la nueva programación? Es penoso escuchar en este momento la lectura tan forzada y artificial de fragmentos de James Joyce que monopolizan la hora tras “La noche en la ópera”. Al igual que la forma de decir los sublimes sonetos shakespearianos de cada sobremesa….

  31. En estos momentos me encuentro con la radio apagada. Cualquiera que me conozca y que no sepa qué está ocurriendo en Radio Clásica, pensará que algo raro me está pasando. Yo antes estaba literalmente pegado a la radio prácticamente las 24 horas del día. Sin embargo, una serie de programas insoportables copan ahora una gran parte de la programación.
    Justo ahora están retransmitiendo una grabación realizada hace años de un programa “divulgativo” de Fernando Palacios.

    ¿No os habéis dado cuenta de que la poca profundidad que le queda a Radio Clásica está en los conciertos? Es de lo poco que queda sin contaminaciones “palaciegas”.

    Al menos para mi, Radio Clásica ha dejado de existir en la franja de 15 a 17 horas y en ocasiones no puedo con “lo que hay que oír” (como ocurre hoy) ni con “acompasados”.

    Dudo que la audiencia haya aumentado, más bien al contrario. Por el bien de la Música y de su tratamiento con más dignidad, espero la pronta destitución de Fernando Palacios al frente de la emisora.

  32. Según el Sr Palacios no pasa nada especial en su emisora, lo que ocurre es que hay una panda de intoxicadores ( ¿forma parte 12 Notas de tan maligno contubernio?) que anda liándola. Véase cómo se desarrolla la polémica en La Vanguardia.

    ¿Dónde está la mencionada encuesta?
    ¿Quien la ha hecho?
    ¿Cómo puede saber Palacios lo que ha ocurrido o no en otras épocas, si no queda nadie con una mínima antigüedad en esa casa, a causa del ERE ?
    ¿Es porque se llama Palacios por lo que emplea con tanta soltura el plural mayestático?
    Podría continuar, pero, ¿acaso es necesario?

  33. Solo quiero comentar la “nueva programación”. Después de lo que vengo escuchando ya no me cabe duda: la música clásica les aburre. Ellos son otra cosa: modernos, ocurrentes, divertidos y eso de Brahms o de Verdi… uff, menudo rollo. Es mucho más divertido relatar cuenticos, o hilar músicas de cualquier pelaje y hacer un totum revolutum que hacer programas de verdadera calidad (naturalemente no todos, me refiero a los del Sr Palcios y adláteres). En definitiva, esto ya no hay quien lo oiga. Pidamos la destitución del Sr. Palacios, esto ya no es Radio Clásica, es Radio Popurrí. Saludos

  34. Incalificables, las historietas en torno a un huevo duro y su similitud con la cabeza de Stravinsky – ayer mismo en el “Té para tres”- las “ocurrencias” mediocres, caducas y sin nada de gracia que hay que oir en la sección española de “Sólo canciones”. Una vez más veo el marchamo de la política cultural de los pseudoprogres españoles – que tanto daño han hecho a la izquierda – , quienes, alegando su antielitismo, quitan a la gran clase media su derecho a una sensibilidad exquisita, al verdadero placer de la cultura. Una actitud que en cierta manera, no se me antoja tan lejana del gobierno transalpino … Aunque hay que recordar que no sólo en Florencia, Bolonia o Milán sino en pequeños sitios como Orvieto las librerías estan abiertas los domingos e incluso hasta las once de la noche .

  35. Verdaderamente, éste es un país nefasto. Basta ser algo mediocre pero tener poder para arrastrar hasta la mierda las opiniones de tantos quienes pensamos de manera similar.
    Fernando Palacios es un peligro; destituye a quien quiere y lo sustituye con su propia presencia (lo cual demuestra una patología), arrebata no sólo espacios pedagógicos sino presentaciones de conciertos, aplastando si es necesario a quien ose tratar de comunicarse con el público; impone criterios en un Teatro Real donde parece que sus dirigentes carecen de idea pedagógica alguno; se auto encarga un ballet y nadie dice nada; no acepta las críticas que se vierten sobre él en la prensa nacional (de lo cual deberían tomar nota en RNE , Teatro Real y demás espacios donde invade con su presencia) y desprecia a cualquiera que lo haga.
    Por favor, ¿no hay nadie que escuche la opinión de los oyentes y tome alguna medida?

  36. Respecto a todos estos comentarios sólo decir que la audiencia de Radio Clásica ha subido bastante su porcentaje y precisamente en la franja en la que emitían el Sr. Durán -Loriga y la Sra. Santacecilia. Escuché bastante su programa y debol decir que para mi era bastante irregular en contenidos y el tono de sus presentadores me resultaba aburrido. Los cambios son necesarios y sanos.

  37. Feliz tú, Evelina, que dispones de datos de audiencia que son vedados al común de los oyentes, que sólo podemos saber los resultados de la última oleada del año móvil, que dice que la audiencia ha crecido desde el período correspondiente del año pasado (los primeros meses del mandato de Palacios) pero sigue siendo inferior a los resultados del período correspondiente de hace dos años. Dices que “los cambios son necesarios y sanos” y te respondo que es malo generalizar; en mi caso creo que la primera hora que ocupaba LNC la ocupa ahora un programa hecho por dos colaboradores que no están a la altura de Durán y Santacecilia; los artífices de Sólo Canciones sí son personas suficientemente preparadas, pero el propio concepto del programa me parece perverso.

  38. José, has empleado el término preciso, “perverso”. No se puede decir otra cosa de la forma de llevar el programa de los lunes – y muy especialmente el tramo horario de 11,30 a medianoche -o la mezcolanza de Edith Piaf con Johny Hallyday que a veces han ingeniado en el espacio dedicado a la canción francesa. Aunque, eso sí, hay que agradecerles sinceramente el de la última semana, centrado en la música vocal de Poulenc

dejar un comentario

Puedes escribir un comentario rellenando tu nombre y email.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Publicidad

 Música en compostela 21

 yamaha nuevo

 beatik

 AUDICIONES PRUEBAS DE ACCESO 2017

 cursos de verano 2020

 operastudio2020

 I Concurso Internacional de Dirección de Orquesta Llíria

 La librería de la música   El Argonauta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies