Guitarras Juan √Ālvarez

 M√ļsicos espa√Īoles en el mundo

 La librer√≠a de la m√ļsica   El Argonauta

 caeo 2019

 BLOGS DN

 AUDICIONES PRUEBAS DE ACCESO 2017


¬ŅTribunales de Oposiciones?



comentarios

  1. Efectivamente como dice el autor del escrito hasta ahora los tribunales de oposiciones han sido considerados por la administraci√≥n como “soberanos”, es decir, que, entre otras cosas, no tienen obligaci√≥n de ense√Īar los ex√°menes a los opositores. Pero otra cosa es lo que est√°n empezando a decir los tribunales de justicia. El no querer ense√Īar los ex√°menes ni justificar documentalmente las razones por las cuales se ha aprobado o se ha suspendido a un opositor puede ser considerando como una ocultaci√≥n de pruebas, aunque para ello haya que recurrir por v√≠a judicial hasta llegar a los tribunales de lo penal. Pero poco a poco hay mas jurisprudencia que podr√≠a servir a los opositores que quieran denunciar las recientes oposiciones realizadas en Andalucia o Galicia. Por ejemplo la sentencia de diciembre del a√Īo pasado del Juzgado de lo Penal n¬ļ 1 de C√°ceres que ha condenado a dos a√Īos de prisi√≥n y a otros 12 de inhabilitaci√≥n para empleo y cargo p√ļblico a la presidenta de un tribunal de oposiciones de Secundaria en Extremadura en 2010 por destruir ex√°menes e impedir que un aspirante obtuviera la plaza. La sentencia tambi√©n la obliga a indemnizar al opositor con 40.000 euros (la Junta de Extremadura es condenada como responsable civil subsidiario). Se puede consultar la sentencia en el enlace http://www.elmundo.es/sociedad/2016/12/23/585d44f1e2704ec4678b45bc.html

  2. Toda la raz√≥n al autor. El sistema deb√≠a de estar m√°s que cualificado para evitar situaciones tan lamentables como que tu propio profesor de carrera sea miembro de tu tribunal (en ocasiones hasta dos de los miembros), o incluso ser evaluado por tus propios compa√Īeros de trabajo. Son situaciones donde es m√°s que palpable los favoritismos y c√≥mo se ven afectados los nuevos aspirantes.
    Adem√°s, el tema de no poder ver la correcci√≥n de tu examen es la oportunidad perfecta que le han dado a este gremio, donde la gran mayor√≠a se conoce, para poder “echar a una mano” a quien consideren necesario.

  3. Sin quitarle raz√≥n sobre el contenido a quien escribe el texto, la verdad es que si en el examen ha escrito igual que aqu√≠ (probablemente peor, ya sabemos c√≥mo act√ļan los nervios en un examen) no es raro que le hayan suspendido.
    Pero si ha sido ese y otro motivo si, tiene derecho a saberlo.
    Saludos.
    Marta.

  4. Una oposición no es un proceso educativo: el tribunal no debe decirte en qué has fallado.
    Si tu desarrollo del tema es similar a c√≥mo has escrito esta carta, probablemente has suspendido por faltas de ortograf√≠a y fallos de sintaxis: faltan muchas tildes y la construcci√≥n de frases es muy mejorable (hay un p√°rrafo que no tiene ning√ļn punto para separar oraciones).

  5. Lo que ha pasado este a√Īo con las oposiciones es un aut√©ntico desprop√≥sito. Lo que han hecho con nosotros (y hablo en primera persona del plural porque, al igual que t√ļ -me permito tutearte-, estimada Ana, me he examinado en el tribunal n√ļmero cinco de C√≥rdoba), es, cuando menos, muy cuestionable. Pero me temo que, por muchas cartas o art√≠culos como √©ste tuyo que se est√©n publicando (y que no est√°n siendo pocos), a estas horas los tribunales estar√°n muy tranquilos sabi√©ndose o crey√©ndose tan soberanos. Lo que posiblemente surtir√≠a m√°s efecto ser√≠a inundar a recursos contra este tipo de actuaciones, o, mejor a√ļn, hacer un recurso en com√ļn de varios aspirantes, porque te aseguro que no somos pocos los que, al igual que t√ļ, no podemos creer las calificaciones que ha emitido este tribunal (por no hablar de la desfachatez con la que contestan ‚Äúno tenemos por qu√© darte ninguna explicaci√≥n‚ÄĚ, que hacen dudar si tiene alg√ļn sentido la existencia de un horario de atenci√≥n al opositor).

    Nos hemos enfrentado a procedimientos de dudosa legitimidad: baremos que se publican con anterioridad a la publicación de la calificación de todos los exámenes (y que pueden permitir a los tribunales jugar con las medias); publicación de unos criterios de calificación que no incluyen el porcentaje de cada indicador…, en fin, un no acabar. Por no hablar de aspectos como la amenaza de ser excluido del proceso -y por ende, de perder tu trabajo-, si grabas tu actuación. O dicho de otra manera, que ya puede venir el mismísimo Kissin y dar un soberbio concierto, que si el tribunal dice que ha tocado para un cuatro, ha tocado para un cuatro y no hay más que hablar, es la palabra de cinco miembros de un tribunal contra la de un pobre opositor.

    Como he le√≠do en alguna carta de otro compa√Īero opositor (por cierto tambi√©n de nuestro tribunal), denunciaba la dudosa cualificaci√≥n de los miembros de los tribunales. Y es que a veces los opositores nos enfrentamos, adem√°s, a tribunales que juegan a ser dioses, no s√≥lo por la manera de ‚Äúotorgar‚ÄĚ las plazas a sus compa√Īeros y amigos, o de hundir la moral y autoestima de otros aspirantes; tambi√©n por la forma de comportarse cuando se ven de miembros de un tribunal, y que inspiran a los que los conocen y han crecido y estudiado con ellos, no se sabe si m√°s risa, o m√°s pena.

    Pero seguir hablando de este tema, seguir contando cosas como que en pleno 2017 no se graben las partes pr√°cticas (si se graban otras pruebas, cu√°nto m√°s una oposici√≥n en la que te est√°s jugando tu trabajo); contar que, al contrario que en otras comunidades, no se permita la revisi√≥n de las calificaciones (en otros sitios incluso te llevas copia del desarrollo del tema puesto que se realiza en hojas autocalcables); que no se permita reclamar contra las calificaciones de cada parte, sino solamente contra las listas de seleccionados una vez finalizado el proceso (es decir, una vez que ya ‚Äúno hay nada que hacer‚ÄĚ)‚Ķ seguir hablando de estos temas es papel mojado. Am√©n de esos casos que no se pueden ni contar, porque a√ļn siendo verdad, son tan disparatados que le restan seriedad y credibilidad a quien los comenta.

    Sigo pensando que el camino, el √ļnico camino, pasa por recurrir.

    Te deseo de todo corazón, estimada Ana, mucha suerte y que en las próximas nos encontremos un proceso más justo y transparente.

  6. A comentario 4: no es ning√ļn proceso educativo, pero una persona tiene derecho a saber mejorar y a saber crecer. No hay ning√ļn problema en que el tribunal mire tu examen y te diga: a ver, la redacci√≥n es muy mejorable. Y si en otras oposiciones se hace, en estas tambi√©n tendr√≠an que hacerlo. No es posible que no haya ni una sola oportunidad de alegaci√≥n en todo el proceso. ¬ŅAcaso un tribunal no puede cometer un error al corregir? o ¬Ņponer la nota de otra persona por error?

    Sé lo que hay en los conservatorios de Andalucía, y hay muchas personas queriendo mejorar desde toda su buena intención este sistema y que ven injusticias día tras día, y cómo muchas cosas se mueven, se hacen y se deshacen a gusto de algunos.

    Recurrid y luchad por lo que es justo. No dej√©is que el sistema siga emponzo√Īado. Juegan con las ilusiones, el dinero y el trabajo de las personas trabajadoras. Y a todo el que no sepa qu√© pasa, los invito a que consulten los listados de notas de todas las especialidades, que son p√ļblicas y est√°n en la web de la consejer√≠a, por que yo desde fuera me quedo a cuadros.

  7. Bajo mi humilde punto de vista, creo que se obvia demasiado rápido la finalidad y hecho de una oposición.
    “Oposici√≥n” no es m√°s que el eufemismo de “criba”. Esto donde m√°s ampliamente se observa es en todas aqu√©llas oposiciones tipo test, en las que la dificultad de sus preguntas se incrementa considerablemente a mayor n√ļmero de opositores.
    Nos guste o no, la oferta de empleo p√ļblico siempre llevar√° impreso ese h√°ndicap, con lo cual, el sistema ya cuenta con cierto grado de desigualdad. En cierta medida la obtenci√≥n de la plaza no tiene por qu√© ir ligada a la capacidad del opositor, si no que vendr√° determinada por otros factotes, que distan ampliamente de lo acad√©mico.
    En un concurso para un puesto en el √°mbito privado, sea cual sea el sector, se pueden dar las mismas circunstancias, no obstante, no creo que nadie se sienta sorprendido si los examinadores y la empresa se reservan el derecho de no tener que dar ning√ļn tipo de explicaci√≥n.
    Todo esto puede resultar bastante coherente, de ahí que la legislación vigente defina con pulcritud los derechos y deberes tanto de aspirantes como de tribunales, buscando siempre el mayor orden posible y evitando la discriminación en un proceso ya en sí discriminatorio.
    Ante todo éste panorama lo que hay que intentar es ser siempre el mejor e invertir más tiempo libre en tareas enriquecedoras. Si eres opositor la televisión debe ser tu enemiga, hay que mejorar en la expresión escrita y oral continuamente pues esa será tu vía de ingreso.
    Nunca se debe atar uno a la injusticia (aunque exista), es preferible aceptar humildemente que el error está en ti y hacer lectura y asimilación de lo sucedido para mejorar.
    √Ānimo a todos los opositores.

    PD. Siento cualquier error, ésta parrafada la he escrito a través del móvil.

dejar un comentario

Puedes escribir un comentario rellenando tu nombre y email.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Publicidad

 yamaha nuevo

 TALLERES GIJ√ďN 19

 FESTIVALGIJ√ďN2019

 CICLO GOLDBERG

 CAMPUS WOM LEIOA

 M√öSICAENCOMPOSTELA 19


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.

ACEPTAR
Aviso de cookies