Guitarras Juan Álvarez

 La librería de la música   El Argonauta

 AUDICIONES PRUEBAS DE ACCESO 2017

 UPM.CICLO 22 23

 BLOGS DN

 UAM.2022 23


Carta de Agustín Charles, Director del Conservatorio Superior de Música de Aragón, al Ministro Wert



comentarios

  1. Espero que el próximo gobierno que entre en noviembre derogue toda la normativa aprobada por los actuales gobernantes, quienes hacen todo lo posible para hundir cualquier profesión …. excepto la de corrupto.

  2. […] → Consulta en este enlace el documento completo. […]

  3. Carta de un profesor al Catedrático Dr. Charles:

    No voy a entrar en rebatir los diverosos errores que tiene en esta carta a la hora de nombrar cuestiones legales (basta con ir a las fuentes concretasl). Si me gustaría reconocer que en los conservatorios superiores de España existe un problema que tienen una relación directa con los profesionales que allí trabajan, concretamente el profesorado.

    Cualquier persona que esté un tiempo en el ambiente musical de este país podrá observar que la valoración que se tienen de los músicos (clásicos) fluctúa en una escala que va desde solistas y músicos de orquesta (los más valorados) a los músicos profesores de conservatorio (los menos valorados).
    Esto se debe, en mi opinión, no tanto a la existencia de diferentes cuerpos de funcionarios, ni al sistema de selección del personal, sino de cómo se gestiona el colectivo en los Centros. De todos es sabido que una vez un profesor ocupa su plaza definitiva puede que ahí acabe su carrera. Es posible que incluso venda su instrumento y se dedique a cumplir con su horario de trabajo sin ningún tipo de exigencia más que procurar que no existan excesivas quejas a su trabajo. Los controles de calidad de los Centros (de haberlos) son a todas luces insuficientes para evitar este fraude.

    La solución que usted propone según entiendo de sus palabras es:

    Rompamos con todo el sistema público (solo para los superiores, como si en los profesionales no existiera el mismo problema).
    Creemos un sistema similar a conservatorios europeos (no especifica si se refiere a públicos o privados y, puesto que existen notables diferencias entre países y conservatorios de un país, debería concretar a que modelo se refiere).
    Olvidémonos del personal que hasta ahora estuvo dando clases en los Centros ya que pertenecen a un modelo “caduco y alejado de la realidad europea”.

    Las implicaciones de lo que usted propone son:

    Modificar la Ley de Educación (con todos sus trámites parlamentarios y jurídicos).
    Dejar de contar con un personal que tiene unos derechos adquiridos y que, en muchos casos ha trabajado duro para estar ahí, castigándolos con el olvido de la posibilidad de tener una promoción interna que premie su esfuerzo. Le recuerdo que antes de la instauración de la LOGSE eran los profesores de música y artes escénicas los encargados de las enseñanzas superiores y que, la LOGSE y posterior normativa viene a establecer que solo una parte de ellos puedan optar a impartir dichas enseñanzas a través de un concurso de méritos que valore su capacidad para desarrollar su actividad en los Centros Superiores.
    Consecuencia de lo anterior privaticemos o semi-privaticemos los conservatorios sin tener en cuenta el aumento de gasto que ello provoca tanto en las arcas públicas (compárese el presupuesto de un Centro como Musikene o ESMUC con el de un Centro netamente público) como en el aumento de las tasas por matricula al alumnado.

    Si en lo de comparar las plantillas de Centros Europeos con los Españoles se refiere a que una parte del profesorado de algunos Centros Europeos combinan la actividad docente con la actividad en una Orquesta Sinfónica u otro puesto en agrupación equivalente le diré que es un modelo realmente injusto, ya que permite que una persona disponga de dos o más trabajos mientras dejan a una serie de personas válidas en la cola del paro (en nuestro país está situación es especialmente dramática). Está situación es, ni más ni menos, la que lamentablemente practican algunos de los Conservatorios Españoles (privados, semi-públicos y públicos como el que usted dirige). Por no hablar de los problemas pedagógicos que todo esto conlleva: puede que el fulano de la orquesta x atraiga a un montón de buenos alumnos a estos centros pero después se encuentran con que su capacidad para impartir clase de una manera regular e individualizada deja mucho que desear. Tampoco es de recibo que los problemas legales se salven con triquiñuelas para saltar la Ley de incompatibilidad que como demuestra no le gusta nada.

    Si me permite usted y los lectores le diría al Ministro Wert que hay una manera más fácil y menos dramática de solucionar esto:

    Es justo crear un Cuerpo Específico de Funcionarios para los Conservatorios Superiores. Llámenle Catedráticos o como les venga en gana. El nombre es lo de menos. Es importante permitir que, al menos en un principio exista una promoción interna por parte del profesorado que “ha hecho sus deberes y ya está en el sistema”. No seamos injustos con aquellos que vienen desarrollando una buena labor. Concrete un baremo para el concurso de méritos que muestre la realidad ( la antigüedad por si no es un mérito, solo la antigüedad del que ha trabajado bien lo es y esto se puede medir con una evaluación del profesorado).
    Establezcan un Reglamento de funcionamiento del profesorado como norma básica a nivel estatal que obligue al profesorado a desarrollar actividades con su instrumento (recitales, investigaciones, etc.) reconocidas en su horario y coordinadas por los Centros de manera que no supongan, al menos directamente, ocupar otros puestos de trabajos. En definitiva, actualice la normativa necesaria para que el personal no acabe escaqueándose de sus funciones, entendiendo que un profesor de música es un músico que debe estar al día en su materia tanto en los aspectos pedagógicos como en los interpretativos y de investigación. Por supuesto, siempre será mejor para todos ésto que no contratar a personal que ya tienen un trabajo en otro sitio. Por otro lado está completamente demostrado que apoyarse en los Centros de formación del profesorado ha sido inútil.
    Extienda todo esto a los conservatorios profesionales y obtendremos un sistema aun mejor.

    Como pueden comprobar es más fácil realizar normas de reglamento que leyes y el resultado puede ser aun mejor.

    Por otro lado, me resulta chocante que se publiquen unos temarios cuando la Ley, en este caso la LOE (que está por encima de cualquier orden), no permite otro acceso a Cátedras que el concurso de méritos (léala el lector y entenderá de lo que hablo).

    También me parece chocante que un Catedrático bien colocado en su puesto como el Dr, Charles se aferre a que nadie más sea catedrático. Si no le gustan los catedráticos, no es mejor que deje su puesto y monte un conservatorio privado.
    Me hace gracia también las peticiones de change.org de directores que quieren Centros en los que sea el director el que nombre a los profesores que trabajen en él, cuestionando el sistema de selección del profesorado pero no cuestionando su puesto de director. Quizás habría que valorar que los directores de los Centros junto con algunos cargos políticos y administrativos no han hecho bien su trabajo y por eso estamos en esta situación. No será mejor empezar por cambiarlos a ellos.

    Gracias por su atención.

    Un Profesor de un Denostado Conservatorio Superior Español.

  4. Llevo muchos años de profesor en conservatorios tanto profesionales como superiores. Estoy bastante de acuerdo con lo que dice 3 ; respeto y admiro también mucho a Agustín Charles como gran profesional y también por su trayectoria en el mundo de la música.
    Sólo algunas reflexiones.
    En los años previos a la LOGSE, más o menos los 80, había TRES cuerpos de profesores en España : Catedráticos, Profesores Especiales y Profesores Auxiliares. Los Profesores Especiales fueron reconvertidos automáticamente a Catedráticos sin ningún concurso de méritos, ni oposición alguna hacia mitad de los 90. Hay que recordar además que las diferencias en los requisitos exigidos para las oposiciones a Profesores Especiales y Profesores Auxiliares eran bastante más pequeñas de lo que se ha pretendido hacer ver durante años (entre otras para justificar la separación de niveles) como si un Catedrático de un Conservatorio superior se le hubieran exigido unos conocimientos enormes. Por aquellos años, fechas en las que hicieron las oposiciones la mayoría de los Catedráticos actuales, las diferencias entre las oposiciones (por ejemplo a un instrumento) de Profesor Especial y Auxiliar, era poco más que realizar 2 temas más y 2 obras de repertorio más a interpretar y poco más. Entonces, ¿en que se basan esas diferencias tan enormes de sabiduría, calidad y excelencia universitaria entre profesores de conservatorios profesionales y superiores ?
    A lo que voy es que, el sistema actual está bastante alejado de la realidad y desde la entrada en vigor de la desafortunada LOGSE, el colectivo de Profesores de Conservatorios Profesionales ha sido especialmente y sistemáticamente humillado queriendo crear una especie de centros superiores en los que la sabiduría musical parece infinita, no se sabe bien en base a qué. Si queremos hacer comparaciones de los Conservatorios con la Universidad, se olvida que del cuerpo de Profesores al que se opositaba (antes de la LOGSE en los 80-90), el Profesor (auxiliar) impartía el Grado Profesional, que estaba equiparado a la Diplomatura Universitaría, (y además habilitado para impartir Grado Superior). Por lo tanto, se puede decir que los estudios Profesionales de los Conservatorios eran también estudios superiores, para los cuales los Profesores (auxiliares entonces) estaban capacitados impartir. (La carrera de magisterio, por ejemplo fue elevada a Grado, al contrario de lo que se ha hecho con el Grado Profesional de los Conservatorios)
    Esto es suficiente para ver la degradación a la que se ha llegado con el sistema actual de Conservatorios Profesionales, en los que se estudia durante 10 años y se llega a conseguir, si se le puede llamar así, una titulación ridícula sin ningún reconocimiento, mientras en un Conservatorio Superior con 4 años se obtiene un Grado, osea 2 titulaciones superiores (MECES 1 y 2). Increíble.

    Pero además, el problema es que el profesorado que ha accedido en los últimos años no ve esta situación, mientras que el que lleva muchos años lo siente como una humillación. La administración no soluciona nada.

    Finalmente, respecto la comparación de Agustín Charles y el Profesorado de Secundaria:

    “…esto es lo mismo que decir que para acceder a la universidad basta con ejercer durante 8 años en un instituto. Sin menospreciar a los profesionales que ejercen en los Conservatorios Profesionales de Música de todo el país, este no es, desde luego, el mejor modo de mejorar estas enseñanzas, porque lo que hace es acercarla a un nivel no superior, puesto que son estos docentes quienes la imparten.”

    Bueno…, su propio centro está lleno de Profesores de Conservatorios Profesionales de la región, que entraron por comisión de servicios (que se eternizan durante años), muchos con oposiciones recién aprobadas y sin ninguna experiencia docente. No sé si este es el modelo de “excelencia”que tanto se cacarea por todos los lados y con grandes docentes repletos de conocimientos superiores. La administración calla y consiente.

    Personalmente, creo en la valía de profesionales concretos pero me resulta muy difícil creer en estructuras, por lo que soy bastante escéptico en que esto tenga una solución mínimamente justa. Saludos.

  5. Apreciado Dr. Charles,
    usted equipara su cátedra con una cátedra de universidad y se confunde. Su cátedra (¿”caduca y desfasada”?) es equivalente a una cátedra de profesor de instituto (sin desmerecer a los profesores de instituto por supuesto). El día que las enseñanzas artísticas superiores se integren en la universidad ya tendrá usted tiempo (o no) de acumular méritos artísticos y docentes para promocionar al cuerpo de catedráticos de universidad por la vía del acceso o bien la del ingreso libre.
    Saludos y suerte con Wert…

dejar un comentario

Puedes escribir un comentario rellenando tu nombre y email.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Publicidad

 GEMA

 BLOGS DN

 La librería de la música   El Argonauta

 UPM.CICLO 22 23

 Casa Parramon Luthier en Barcelona

 AUDICIONES PRUEBAS DE ACCESO 2017

 UAM.2022 23


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies