LAS VOCES ADOLESCENTES AÚN SE ESTÁN DESARROLLANDO Y NECESITAN SER CUIDADAS POR PROFESORES DE MÚSICA Y DIRECTORES CORALES

Patrick Freer, director de coro y experto en didáctica del canto coral

Alfonso Jesús Elorriaga - 11/08/2011

Profesor de Didáctica del Canto Coral y coordinador del programa de educación musical en Georgia State Univesity (Atlanta, USA), Patrick Freer sorprendió con sus enseñanzas, el pasado mes de julio, en el Curso de verano “El Canto Coral en la adolescencia” que organizó la COAEM (Confederación de Asociaciones de Educación Musical) conjuntamente con el Máster de Musicoterapia de la Universidad de Alcalá de Henares en la localidad de Sigüenza.

Patrick Freer

Patrick Freer

El canto coral es una de las asignaturas pendientes en el sistema educativo español ¿Cómo se define un coro de adolescentes?Durante la adolescencia temprana podemos encontrar distintos tipos de coros que pueden llegar a variar considerablemente los unos de los otros. Si el coro está formado por chicos y chicas que aún no han mudado la voz, hablaríamos entonces de un grupo de voces blancas. Sin embargo, la mayoría de las agrupaciones vocales durante la adolescencia acabarán necesariamente por incluir chicos y chicas cuyas voces estén en proceso de maduración, lo cual resultará en muchas variedades de coros. Algunos pueden llegar a incluir muchos tipos de voces distintas, incluyendo las partes vocales masculinas más graves, lo cual nos recordará a un coro de adultos, aunque es importante recordar que un coro de adolescentes suena muy distinto. Las voces adolescentes aún se están desarrollando y necesitan ser cuidadas por profesores de música y directores corales que sean buenos conocedores de este tema.

¿A quién se dirige un coro de adolescentes? El canto coral debería estar abierto a todos los adolescentes de ambos sexos. En las distintas comunidades educativas que se dan en la adolescencia hay diferentes tipos de agrupaciones corales según la finalidad de cada una de ellas (coros selectivos, coros inclusivos, coros femeninos, coros multigeneracionales donde se mezclan adultos y jóvenes, etc.)

¿Qué tipo de disposición vocal se puede usar en un coro de adolescentes? El tipo de arreglo de las distintas partes vocales debe variar necesariamente para ajustarse al tipo de cantantes disponibles en cada grupo. El problema es que los adolescentes están continuamente modificando sus registros vocales en la medida en que sus laringes maduran. Un coro de adolescentes cambia mucho de año en año, ¡a veces incluso de mes a mes! Esto requiere sin duda una amplia flexibilidad y un alto niveles de formación musical por parte del profesor/a o director/a encargado del grupo. ¡Por eso pienso que algunos de los mejores directores de coro son justamente aquellos que trabajan con adolescentes!

¿Quiénes son los principales investigadores en este campo? Hay una línea de especialistas que gradualmente fueron investigando y construyendo el conocimiento teórico que aún usamos hoy. Este proceso se dio principalmente en los Estados Unidos a partir de 1950 por educadores como Duncan McKenzie, Irving Cooper y Frederick Swanson que desarrollaron distintas técnicas de enseñanza del canto en la adolescencia, en la medida en que ellos mismos observaban y estudiaban a sus propios alumnos durante el periodo de la muda de la voz. Las investigaciones más relevantes fueron realizadas desde finales de la década de los setenta hasta principios de los noventa por John Cooksey (en relación a la voz masculina) y Lynne Gackle (en relación a la femenina). Ambos utilizaron instrumentos científicos para apoyar sus hallazgos y revisar las teorías previas. A mi entender, cuatro investigadores destacables en este campo hoy en día son, además de yo mismo (Patrick Freer, Georgia State University, USA), los tres siguientes: Henry Leck (Butler University, USA), Scott Harrison (Griffith University, Australia) y Alfonso Elorriaga (Universidad Complutense, España).

¿Cuál ha sido la aportación a grandes rasgos de J. M. Cooksey y Lynn Gackle? Como he dicho, en las áreas de la muda de la voz masculina y femenina (respectivamente) en la adolescencia, fueron los primeros en realizar estudios con criterios científicos y además obtuvieron importantes implicaciones para la práctica educativa. Ambos investigadores igualmente estuvieron de acuerdo en afirmar que el canto es una práctica musical abierta a todos los adolescentes y no sólo a aquellos con un especial talento. Sus investigaciones implicaron a distintas clases de chicos y chicas, tanto a los que tenían experiencia coral como a los que no. Gracias a sus trabajos, hoy en día sabemos cómo afrontar el canto coral con toda clase de adolescentes, tanto a los que inicialmente les gusta cantar como a los que no.

¿Qué aspectos incluyeron sus investigaciones? Las investigaciones de Cooksey y Gackle comprendieron estudios longitudinales donde un mismo número de alumnos (muestra del estudio) fueron sometidos a distintas mediciones y pruebas foniátricas en distintas ocasiones a lo largo de un periodo de tiempo, lo cual les posibilitó no solo describir y explicar las características fisiológicas del desarrollo laríngeo en la pubertad , si no también comprender en qué consiste el proceso de la muda de la voz en ambos sexos. Esto fue algo revolucionario que ha influido a numerosos educadores/as musicales y directores/as de coro de tal modo que hoy en día gozamos de buenos ejemplos en nuestros países, como el American Boychoir (USA) y el coro “Voces para la Convivencia” del Instituto de Educación Secundaria Francisco Umbral de Ciempozuelos (Madrid).

¿Cuáles son las principales tendencias existentes hoy en día sobre este asunto? Las principales cuestiones no han cambiado a lo largo del último siglo, ya que, a pesar de estar prácticamente resueltas, son aún muchos los profesores que las desconocen y por lo tanto se siguen planteando los siguientes interrogantes en torno a este tema: 1) Los chicos que están mudando la voz ¿pueden seguir cantando o deben dejar de hacerlo?; 2) Si pueden seguir cantando, ¿de qué modo es posible enseñarles cierta técnica vocal y que deberíamos esperar de sus voces en términos de calidad musical?; 3) ¿Qué necesitan saber los profesores implicados en esta tarea en relación al desarrollo físico, emocional y musical de los chicos adolescentes?; y 4) ¿cómo podemos guiar a estos chicos a través del período de la muda de la voz de tal modo que deseen seguir cantando durante su vida adulta?

Vd. ha estado recientemente enseñando en España a un colectivo de directores de coro y profesores de música de educación secundaria. ¿Cuál ha sido su impresión? ¿Los asistentes al curso conocían algo en relación a la muda de la voz? Lo que más me ha impresionado han sido las enormes ganas de los profesores a la hora de desear involucrar a sus alumnos adolescentes en la música vocal. Estos profesores verdaderamente ejemplificaban los mejores valores éticos de la educación pública. Todos deseaban profundamente aprender las técnicas más actuales de investigación y pedagogía en relación al trabajo vocal con adolescentes, ya que esta información era conocida en España, antes de su investigación doctoral, cosa que hay que agrdecerle. ¡Espero que hayamos comenzado una especie de pequeña revolución en la educación musical de los estudiantes de secundaria!

¿Se ha encontrado entonces con un grupo de profesores españoles que estén trabajando en la buena dirección? ¡Por supuesto que sí! He viajado a numerosos países y nunca he encontrado un grupo de profesionales tan comprometidos con su trabajo y su formación como los profesores que he encontrado en España, muchos de ellos lideraban proyectos educativos muy valiosos e interesantes. No obstante, entiendo que ahora muchas dudas surgirán en la medida en que se encuentren de nuevo con sus estudiantes en las aulas y ensayos corales. Mi esperanza es que estos profesores establezcan entre sí una comunidad de aprendizaje en continuo crecimiento que les ofrezca el apoyo necesario para centrarse en el trabajo vocal con los adolescentes de modo continuado hasta que sea posible un nuevo contacto formativo con ellos para poder profundizar más en su formación. Mientras tanto, la lectura y traducción de artículos especializados sobre este tema y la participación en eventos corales con adolescentes serán de la mayor ayuda para la mayoría de ellos.

¿Alguna otra cuestión que le gustaría añadir? Estoy deseando continuar mi trabajo académico en España y seguir desarrollando mi vinculación con los profesores de música interesados en este tema. Estoy entusiasmado con la devoción que estos profesores demuestran por sus alumnos, por la educación musical y por los objetivos más amplios de la educación pública dirigida a todos los adolescentes españoles.

(Alfonso Jesús Elorriaga Llor es profesor asociado de la Fac. de Educación de la UCM y director del proyecto musical “Voces para la convivencia” del IES Francisco Umbral de Ciempozuelos, Madrid)

Patrick Freer con un grupo de alumnos en el curso de Canto Coral en la adolescencia de Sigüenza

Patrick Freer con un grupo de alumnos en el curso de Canto Coral en la adolescencia de Sigüenza

Publicidad

noticias relacionadas

    comentarios

    1. Paqui25 de agosto de 2011, 12:40

      Fabuloso el curso celebrado en Sigüenza. Doy fé de ello, como asistente, disfruté y aprendí.
      gracias a los organizadores por el esfuerzo realizado.
      El canto coral une a adolescentes en el placer de la música y en el de la buena compañía de los que aman hacerla con su propia voz.

    dejar un comentario

    Puedes escribir un comentario rellenando tu nombre y email.

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Publicidad
    Diseño Web

    Publicidad